Mujer policía murió dentro de una clínica

0
131

LA EXTRAÑA MUERTE DE UNA AGENTE DE LA POLICÍA SE REGISTRÓ AL INTERIOR DE LA CLÍNICA PUNO, UBICADA EN EL JIRÓN RAMÓN CASTILLA. LOS DEUDOS, AFIRMAN QUE ELLA ENTRÓ CAMINANDO AL CONSULTORIO, PERO QUE LUEGO DE HORAS SE LA DEVOLVIERON MUERTA.

Según el testimonio de la madre, su hija, Karina Canal Vila (25), quien laboraba en la Unidad de Tránsito en Juliaca, acudió a la Sanidad el último martes de donde la habrían referido a la Clínica Puno para hacerse un chequeo.

La progenitora indicó que su hija entró caminando a la clínica, y que fue allí  donde le habrían diagnosticado una apendicitis y que deberían de operarla.

La madre contó que a eso de las 6:00 de la tarde, su hija habría sido ingresada al quirófano sin ser evaluada correctamente y que luego de ser anestesiada  ella empezó a sentirse mal, gritaba de dolor. «Su padre estaba con ella y lo que me indican es que luego le pusieron unos calmantes, falleciendo horas después», dijo.

Ayer en la mañana, varios policías se constituyeron hasta la referida clínica, a donde también llegó el fiscal de turno.

En la clínica ella habría sido diagnosticada de apendicitis aguda e infección del tracto urinario, y que la intervención quirúrgica la haría el médico de turno, Balter Tito.

Tratamos de buscar algún descargo de la Clínica Puno, pero en recepción nos dijeron que ni el médico ni el administrador se encontraban.

Opinión

«Nosotros somos de Cusco. Pedimos justicia para mi hija. Esto no puede quedar así, se tiene que investigar bien. Ella entró a esta clínica por un problema de columna y adormecimiento; pero luego van diciendo que tenía apendicitis». Miluska Vila, madre de Karina Canal.

Dato

Al cierre de edición, las autoridades continuaban haciendo la necropsia de ley. Al parecer, algunas muestras serían enviadas a Lima para un estudio amplio.

Comenta //