Talentoso escritor ayacuchano ganó reconocimientos por cuentos en quechua

0
177

Junior Nuñez Lefoncio, natural del distrito de Vilcanchos de la provincia de Fajardo, a los 17 años ingresó a la carrera de Negocios Internacionales de la Universidad.

Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle (Cantuta). Pero por razones económicas dejo de estudiar, lo que lo llevó a educarse convirtiéndose en un autodidacta.

En el 2016 ingresó a la universidad San Critóbal de Huamanga, actualmente de la serie 400 de la escuela de Ciencias de la Comunicación, ganó diferentes premios y reconocimientos por su por su trabajo literario en quechua.

¿Desde los cuántos años escribes?

Eso mismo me pregunto yo. Creo que es por mi papá, el había estudiado en la ciudad de Lima en el colegio Guadalupe y deseaba que estudie. A los siete ocho años ya estaba haciendo mis primeros garabatos, supuestamente eran canciones y en sí, lo que hacía era una pseudo literatura, tampoco nadie me dijo que esto era literatura, desde ahí surge el querer buscar respuestas.

Como sabemos todo poeta tiene una musa ¿En quién te inspiras? En mi opinión no tengo una musa, no hay nadie quien me inspire, a mí, mañana me puede inspirar alguien, pasado otro: mi familia, yo, la sociedad, en realidad toda.

De alguna manera el problema familiar fue mi punto de partida para mí, así que no fue algo natural la inspiración es mía. Mi inspiración fue más el lado social como una queja a todo como a la familia, a Dios y por ahora la inspiración soy yo mismo.

“De por si el hombre es salvaje a la vez cruel, a la vez amable. Ya un padre, que todo padre no es amable o toda madre no es buena”. Esa es mi inspiración.

¿Con qué premio ganaste el concurso en la que participaste en Universidad de Huamanga? Con el cuento “Upa Tankayllo”. En si los jurados nunca pensaron y creyeron que yo escribía esa manera y menos estando en serie base. La escritura que hacía en quechua era casi perfecto. Y no creyeron en mí, pensaron que había escrito un docente y se había hecho pasar por alumno.

¿Cuál fue tu experiencia en la ciudad de Lima? Me entere muy tarde de la convocatoria organizada por la universidad de San Marcos y me presente con el mismo cuento que gane el segundo puesto en la universidad de San Cristóbal, que es “Upa Tankayllo”, pero en este caso tuve que realizar algunas correcciones.

¿Desde cuando perteneces a la asociación AEDA? Pertenezco a la Asociación de Escritores de Ayacucho (AEDA) desde el 2014, es mi familia, es mi segunda casa, es en ese lugar que me encontré conmigo mismo. Creo que la lengua quechua es excluido aún lo es hasta ahora. Aunque los demás lo quieran negar.

Fue mi idea escribir en la lengua de mis abuelos y tara abuelos, eran las tradiciones de ellos.

¿Qué le dirías a esos jóvenes al igual que tu inscriben y no dan a conocer aún sus escritos? Uno no confía en sí mismo, lo que uno escribe para sí mismo eso es normal, pero cuando lo lee otra persona te dice. Es una invención nada más y cuando lee les parece excelente

¿Cuéntanos tus proyectos a futuro? Escritos de poemas como “Poemas al sur”; novelas “No me siento cabal”; manuscritos, “El amor en otros tiempos”, “A los quince año” y “Mientras tenga vida que hacía”; cuentos, “Para poética” y novelas.

PREMIOS

En el año del 2016 ganó el segundo puesto en la Universidad San Cristóbal de Huamanga, con el cuento “Upa Tangayllo” (donde describe la vida de un hombre que es importante para el escritor)

En el 2018 presento el mismo poemario a la Universidad Mayor de San Marcos, pero realizó algunas correcciones, y gaño el primer puesto.

El cuento “Upa Tangayllo”, está publicado en el repositorio “Qaqan suyo”.

DATO:

Fue elogiado por el poeta Andrés Landeo Muñoz, uno de los grandes representantes de la poética quechua. Premio Nacional de Literatura, fue publicado por Pablo Landeo, con su cuento “Upa Tankayllu” Gano premio “Willakuy” 2018, concurso organizado por la universidad Mayor de San marcos. Recibió reconocimientos en declamación en la región de Ica con el poema “Mientras tenga vida”.

Comenta //