Mujer envenena a sus dos hijos tras discutir con esposo

0
65
Asesinó a sus dos niños de 2 y 4 años al darles de beber ácido muriático. Médicos de la posta nada pudieron hacer para salvarles la vida.
Una joven madre de veinte años decidió “castigar” a su esposo cometiendo la más cruel de las venganzas: matar a sus dos niños de 2 y 4 años. Es así que la mujer, enferma de celos, les dio de beber a sus pequeños una bebida con ácido muriático, quienes ante los llantos de dolor fueron llevados por sus vecinos a la posta, pero los médicos certificaron su muerte.

La mujer al darse cuenta de lo que había hecho, intentó quitarse la vida cortándose las venas, pero fue salvada por los médicos del Hospital Dos de Mayo, donde quedó en custodia de efectivos policiales para que responda por estos dos crímenes.

Los menores y su mamá, Paola Zúñiga Lique, de 20 años, fueron encontrados la mañana de ayer, en el inmueble ubicado en la cuadra 1 del pasaje Apurímac, en la urbanización Caja de Agua en el populoso distrito de San Juan de Lurigancho.

Pese a todos los esfuerzos por llevarlos hasta el centro médico más cercano, los hermanitos no resistieron. Llegaron a la posta médica en brazos de sus familiares, pero dejaron de existir en la puerta de la posta médica de Caja de Agua.

La angustiada progenitora tomó la fatal decisión de acabar con su vida y la de los menores después de discutir con su pareja. “El chico es mototaxista. Al parecer, la pelea fue por celos. Él contó que ella es una celosa compulsiva”, explicó una fuente.

Paola fue llevada al hospital Dos de Mayo, donde se le diagnóstico ingesta de una sustancia desconocida y el hallazgo de laceraciones (cortes) en las muñecas. Quedó en observación y en calidad de detenida.

En tanto, Michael Fernández; padre de los menores fue llevado a la comisaría de Caja de Agua para dar su manifestación.

Efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) y personal del Ministerio Público acudieron al centro de salud para certificar la muerte de los niños. Luego, llevaron los cuerpos a la Morgue Central de Lima, donde se les practicará la necropsia de ley. “Aún falta determinar cuál fue la sustancia que ingirieron”, declaró un oficial a cargo del caso.

El mes pasado, un hecho similar se registró en Lurín. Elizabeth Inga Retamoso (23) hizo que su hija de cuatro años consuma un raticida. Luego, ella también ingirió dicha sustancia.

Comenta //